Basado en hechos imaginarios: Escritura (X): Scrivener

19 abr. 2016

Escritura (X): Scrivener

Escribe tu novela sin enloquecer


Algunos de vosotros habréis empezado (y quién sabe si hasta terminado) a escribir vuestras novelas en Word. Habéis ido acumulando anotaciones y vuestros capítulos han crecido a medida que vuestros dedos aceptaban trabajar a la velocidad de vuestros pensamientos. Quizá algunos os lo habéis montado lo bastante bien como para separar vuestra novela en capítulos, cada uno de ellos con su propio documento Word, con documentos adicionales para las anotaciones y las definiciones de los personajes...Puede que así esté teóricamente más estructurado, pero sigue siendo un engorro que puede obligarte a tener abiertas varias ventanas de Word. Luego está el problema de localizar una escena concreta que has decidido modificar...

Así no hay quien escriba.

Organiza. Escribe. Corrige. Publica.

¿Qué es Scrivener?


Una maravilla. En concreto, una maravilla que te ayudará a escribir tus novelas con mayor comodidad y eficacia. Se trata de un procesador de texto diseñado específicamente para escritores profesionales. Nada más abrir un nuevo documento ya se nos da la posibilidad de elegir una plantilla inicial para relato corto, novela, novela dividida en partes o antología de relatos (también tiene una opción para ensayos que puede resultar interesante).

La plantilla inicial contiene las partes esenciales de toda novela, como la portada (que no la cubierta), dedicatoria, metadatos, escenas dentro de capítulos, plantillas de personajes y sección de notas. Además, es fácilmente ampliable.

La sencillez de su interfaz de usuario nos permite saber cómo manejarlo desde el principio, aunque es cierto que existen algunos tutoriales para usuarios avanzados que no sería ningún desperdicio consultar.

Capítulos, personajes, escenarios, generador de nombres...¡tiene de todo!

Una novela en un solo archivo


Una de las grandes ventajas de Scrivener es que te permite subdividir un archivo (tu novela) en diversos capítulos dentro del propio programa de escritura. Todo eso que antes teníais en nueve o diez documentos distintos puede incluirse en uno solo y es posible navegar a través de las escenas gracias a un menú desplegable. Además la opción buscar (el famoso CTRL+B de Word) ha sido mejorada para que aparezcan las escenas en las que el término buscado aparece, facilitando tu tarea.


Organiza capítulos y escenas


Poder desplazar escenas fácilmente es algo digno de ser alabado. Si consideras que un personaje ha sido prematuramente introducido o que un evento concreto debe ser explicado antes para facilitar la lectura puedes recolocarlo en cualquier momento. El orden cronológico es algo fácilmente manipulable en Scrivener.

Porque, ¡ojo! Otra de las ventajas de este programa es que te permite romper con la escritura lineal de una novela. Al poder ir avanzando entre distintas escenas con un solo click facilita que si algún día te sientes especialmente filosófico puedas escribir ese monólogo reflexivo que tu personaje dispensa frente al pelotón de fusilamiento. O quizá estés escribiendo en un parque y quieras utilizar esos olores y sonidos para ambientar una travesía por el bosque que tus personajes harán en un momento más avanzado de la historia. Además, te permite controlar el estado en el que se encuentra cada parte (pendiente, primer borrador, borrado revisado, hecho y todos los que tú quieras) y a qué categoría pertenece (escena, personaje, notas...)

Nota: Durante el odiado proceso de edición al que todos nos enfrentamos descubriremos que este sistema de escenas y capítulos nos facilita el proceso, pudiendo localizar personajes, frases (alguna cita de la que nos sintamos orgullosos), palabras clave, etc. Es francamente útil para añadir pequeños cambios en algunas escenas concretas.

Todo bien organizado y limpio

Crea escenarios y personajes


El programa dispone de unas plantillas base para la creación de escenarios y personajes. No son, en principio, nada del otro mundo pero son francamente útiles para los bocetos iniciales de tus personajes y como plataforma desde la que ampliar estas fichas (si alguien está interesado en fichas de personaje avanzadas, aquí os dejo un enlace). Como herramienta adicional, Scrivener cuenta con un generador de nombres que incluye el significado del mismo.

También contiene un elemento similar para los escenarios, con sugerencias tales como descripción física, olores, sonidos, etc. Es importante saber dónde están nuestros personajes en cada momento y en esa tarea Scrivener nos puede resultar muy útil porque permite, y aquí llega mi favorito, ¡tener la pantalla dividida!

A un lado, la escena; al otro, el personaje

Es un auténtico placer poder escribir y desviar los ojos hacia nuestro personaje hasta que por fin lo conozcamos en profundidad y sepamos dar voz a todas sus acciones. Y nunca está de más que nos recuerden que en medio de ese salón hay un humeante brasero a punto de extinguirse.

Fija tus objetivos


A menudo cuando empezamos a escribir una novela nos preguntamos cuántas páginas (o palabras) tendrá. Esto puede deberse a que estamos interesados en escribir un tamaño particular (como una nouvelle o un relato) o porque queremos tener un punto de orientación al que dirigirnos. Por ejemplo, hemos previsto una novela de ocho capítulos (dos de introducción, cuatro de nudo y dos desenlace) con cuatro escenas de unas 3.000 palabras (9-10 páginas) cada una: 96.000 palabras (260-270 páginas). Ese sería nuestro punto de orientación que convertiremos en los Objetivos del proyecto. Sabiendo más o menos dónde queremos llegar es momento de hablar del trabajo diario.

Quizá el tamaño no sea importante, pero el ritmo lo es. Una novela no se escribe repentinamente, requiere tiempo, de la clase de tiempo que debes emplear cada día. Scrivener permite que junto a los ya mencionados Objetivos del proyecto marquemos los Objetivos de la sesión, la cantidad de palabras que deberemos escribir para declararnos satisfechos con nosotros mismos. Si somos constantes veremos cómo día a día, nuestra idea se convierte en un primer borrador.

A punto de concluir nuestra tarea diaria

Pantalla completa


Un eficaz añadido de este programa de escritura es que te permite escribir a pantalla completa; libre de barras de herramientas, pestañas de Internet que te recuerdan que tienes un vídeo de Youtube cargando...¡Fuera distracciones!

Resulta bastante relajante tener una pantalla llena únicamente de palabras que van aumentando, otorga cierta sensación de continuar llenando los huecos en blanco gracias a nuestra imaginación y nuestros dedos. El programa facilita el cambio del tipo de letra, su tamaño e incluso el fondo sobre el que escribimos, para aquellos a los que el blanco les resulta ofensivo, especialmente cuando no consiguen taparlo con palabras. A mí me pasa.

Compila tu manuscrito


Una vez tengas completada tu novela puedes seleccionar el botón de Compilar, elegir qué partes del documento quieres que contenga tu novela (dejas fuera las notas, las fichas de personaje y demás miscelánea) y en un santiamén tienes tu novela en el formato que más te guste.

DOC, PDF, epub, mobi...elige el formato en el que quieres tu novela

Consíguelo ya


Después de leer este artículo espero que al menos te estés planteando la posibilidad de adquirir Scrivener. Cuando descubrí su existencia tuve algunas dudas por lo que utilicé el mes de prueba para convencerme de que lo necesitaba. Fue muy fácil. ¡Un momento! ¿Has leído "mes de prueba"? Así es. La única pega es que no es gratis. Podéis adquirir Scrivener a través del siguiente enlace. Su precio es de 40 dólares americanos, aunque es posible conseguir descuentos mediante varios procesos. El que yo utilicé fue completar el reto NaNoWriMo 2015 que me dio una cuantiosa rebaja que agradezco. Especialmente teniendo en cuenta la ganga que conseguí.

Dicho todo esto ahora solo deseo que os animéis a echarle un vistazo y que me comentéis vuestras impresiones.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...