Basado en hechos imaginarios: mayo 2016

26 may. 2016

Reseña (XXVI): Leviathan Wakes

El arte del cliffhanger


Tierra y Marte libran su propia guerra fría. El espacio es el campo de batalla. El Canterbury es un carguero que transporta hielo desde los anillos de Saturno al Cinturón de Asteroides, para satisfacer la creciente demanda de agua de sus habitantes. Pero cuando sus tripulantes respondan a la llamada de socorro de una nave cercana contemplarán con horror como naves indefensas comienzan a ser atacadas por un enemigo invisible. La Guerra Fría ha terminado, hay un nuevo enemigo ahí fuera.

El Universo estaba tan tranquilo y...¡pum!
Se convirtió en Chocapic

De cero a mil en ¡ya!


¡280 páginas seguidas de ritmo frenético! Luego baja el ritmo durante un tramo. Pero son 280 páginas que se leen a una velocidad increíble, con un uso y abuso del cliffhanger para mantener esa sensación de querer leer más y más rápido. ¡Y luego vuelve a subir! Este es un libro de acción trepidante con una agilidad de lectura que sorprende para un libro de su tamaño.

No solo eso, sino que lo mantiene a lo largo del libro. Las pequeñas pausas que se producen parecen destinadas a relajar al lector antes de lanzarle de nuevo a semejante sprint de páginas. Leviathan Wakes se lee rápido porque está concebido con cierto aire televisivo, como ha quedado demostrado por su adaptación en el canal SyFy.

Personajes arquetipos, aptos para la televisión


Los personajes son muy simples e identificables, muy adaptables a formato televisivo como ya se ha dicho y no hay ninguno que destaque especialmente. Incluida una pitufina; es decir, un único personaje femenino que está ahí, rodeada de los demás personajes masulinos y que, por supuesto, será el ligue de alguien. Son simples. Tienen tres o cuatro rasgos y una forma concreta de expresarse, pero no están demasiado trabajados. Dejan el protagonismo a la historia.

Un world-building ambicioso pero con lógica


Los autores (porque son dos) no se han ido "demasiado lejos" en el futuro, doscientos años. Y eso se nota en su construcción del mundo: está incompleta. Esto no es un fallo sino que es deliberado. La Humanidad coloniza Luna, Marte, lunas de Saturno y el Cinturón de Asteroides, pero todo en la novela nos recuerda que todavía queda mucho para poder vivir en ellos. Se observa la expansión por el sistema solar como un proceso todavía en marcha, con pequeñas victorias aquí y allá.

Muchos de los recursos dependen de la Tierra, el único planeta habitable que existe y eso les otorga un gran poder en el Sistema Solar. Marte está en fase de terraformación y procura mantener el equilibrio con una poderosa flota. Se palpa la Guerra Fría en Leviathan Wakes.

El Cinturón de Asteroides son los suburbios de estos dos gigantes, donde sus habitantes transportan riquezas que no les pertenecen y malviven ante la escasez de alimentos y agua. Son los oprimidos por la expansión, con ansias de independencia y organizaciones paraterroristas para hacer escuchar sus reivindicaciones. Son el resultado de lo que ocurre cuando al dejar tu mundo atrás te llevas tu sistema social contigo. Y la gravedad, o su ausencia, juega un papel  muy importante en cómo afecta a la fisiología humana. Hard Science Fiction.

Y mientras tanto, los Mormones están a punto de completar la nave más grande que se haya construido. Quieren que sus tataranietos alcancen las estrellas, en busca de un planeta que no les imponga restricciones de natalidad.

Una investigación simplona


El libro tiene ciertos elementos de novela de detectives (no en vano uno de los personajes lo es) y el lector seguirá las investigaciones de los personajes, pero pronto verá que las respuestas a los misterios son inmediatas, los malos han dejado un rastro de barras de pan de kilo y medio y todo el mundo tiene los conocimientos necesarios para solucionar casi cualquier problema.


¡Ojo! No pierdas el hilo, ¿eh?

Sin embargo, recomiendo encarecidamente la lectura de Leviathan Wakes. Es un libro muy ameno y con buenas dosis de entretenimiento. Apto para una lectura rápida sin apenas respirar y la creciente sensación de que estás leyendo algo que será eternamente recordado. No es así, pero es agradable sentir esa ilusión como una realidad. Es como una droga: alucinas mientras dura el efecto.

19 may. 2016

Reseña (XXV): El eterno Retorno

La caverna de Platón conoce a Dune


Esta es un poco la esencia de "El Eterno Retorno". Una Tierra devastada en la que una sociedad fuertemente estratificada ha logrado sobrevivir en una ciudad volante, Tarso, que les mantiene separados de los salvajes o desterrados, quienes sobreviven en un nivel próximo al de animales sanguinarios en los desiertos de nuestro planeta. A unos 55 millones de kilómetros de distancia, parte de la especie humana ha hecho de Marte su hogar, con añoranza de su Tierra natal.

Muchos secretos en un pequeño universo

Lo peor es el prólogo


No es este el modo en el que me gusta empezar las reseñas, pero es necesario decirlo. No se debe dejar esta novela tras haber leído las primeras páginas, porque la novela mejora considerablemente poco después. Sin embargo, el autor lo arregla rápidamente con la introducción de sus tres personajes principales en escenas cargadas de intensidad y buen uso del castellano.

El ritmo, sin duda


Lo mejor de la novela. Ágil. Directo. El sistema de cambio de punto de vista y personaje le da gran velocidad a la lectura y hace que te empapes con las palabras, avanzando con rapidez a través de la historia. Eso hace de esta novela algo entretenido, que es lo que pretende ser. Ciencia ficción sin grandes aspiraciones metafísicas.

Es por ello que los combates tienen tanta importancia como peso en ese dinamismo. Hay mucha acción. Combates espaciales; combates en tierra, o en una plataforma flotante; uno contra uno; uno contra muchos y combates en el interior de naves.

Es cierto que las escenas de acción las ves venir, porque el autor las ha introducido cuando la trama se ralentiza, pero eso no quita para saber apreciar lo bien narradas que están. Los proyectiles de plasma llenan de agujeros humeantes tu salón hasta tres veces por página.

Personajes para encariñarse


Hay dos personajes bien trabajados y un tercero algo más soso. Aziz, es el mejor de los tres, es un trabajador de La Colmena, una zona del extrarradio de Tarso que alberga a la clase trabajadora y oprimida. Es, siempre, un superviviente generoso. Trata de salvarse a sí mismo cuando debe, pero sin que ello signifique abandonar a los demás. Se palpa ese conflicto entre su moral y su instinto desde los primeros capítulos y es el rasgo que le acompaña durante la novela.

Térica es guardiana de Tarso. Es frágil, fisicamente, lo cual compensa con equipo y entrenamiento, lo cual hace de ella un personaje vacilón y acostumbrado a dar órdenes y que estas sean obedecidas. Pese a sus propios dilemas es una de esas personas que hacen lo que deben hacer.

Y Nolan es un cabrón. Es un arrogante y vanidoso. Yo, yo, yo, yo y algún nosotros que se le escapa. Solo le importa él, por mucho que piense en esos hijos que abandonó sin dudar. Solo le importa él y el legado de su familia, que antepone incluso a su propia familia. Es fácil odiarlo y desear que alguien le humee la cara de un tiro.

Falta world-bulding


Ojo, la ambientación no es mala, y el autor la muestra para que la comprendamos. No obstante, se percibe que le falta algo de profundidad y detalles, que ha dejado mucho a la imaginación. ¿Recordáis lo que he dicho antes del ritmo? Pues aquí le pasa factura: la velocidad hace que pierdas el hilo de algunas tramas y sea necesario releer. 

Es algo que el autor seguramente resolverá en la continuación de la saga, porque tendrá continuación, y es presumible que haga de la saga algo que merezca la pena leer. Este primer libro lo es.

13 may. 2016

Publicar (III): ISBN, Depósito Legal y Registro de la Propiedad Intelectual.

Quién es quién en la burocracia del libro


Terminar el libro es el comienzo del proceso de publicación, ya lo sabemos. Ahora hay que editar; corregir el borrador, y el segundo borrador; encontrar quién nos haga una portada, o diseñarla nosotros mismos; comenzar la campaña de marketing y elegir la fecha de publicación.

Pero también está ese pequeño trámite (o trámites, por desgracia) que nos llevarán a tener que rellenar el papeleo administrativo que nos enfrentará a uno de los entes más odiados de nuestra sociedad: la bur(r)ocracia.

El arte de convertir lo fácil en difícil por medio de lo inútil.
Carlos Castillo Peraza

Existen tres trámites que todo libro necesita (teóricamente) llevar a cabo: el ISBN, el Depósito Legal y el Registro de la Propiedad Intelectual.

ISBN


El International Standard Book Number (ISBN) es un sistema que permite identificar cualquier obra literaria (el DNI del libro, hablando claro). Es, se mire como se mire, obligatorio que haya una identificación del libro a la hora de venderlo. El trámite para solicitarlo se hace online en el siguiente enlace. El asunto es que necesitas un ISBN para el libro en formato digital (epub, mobi, PDF, etc.) y OTRO para el libro en formato físico. Lo cual, si consultas los costes, te puede salir por 90€ (160€ si solicitas los Datos Ricos, lo cual puede ser de ayuda si nos enfocamos a conseguir ventas). Es un precio bastante considerable.

Existen varias formas de ahorrarnos ese dinero y aquí vamos a hablar de las dos que yo conozco por experiencia propia.

Si vas a publicar en Amazon no necesitas un ISBN ya que la compañía te proporciona gratuitamente un número ASIN personalizado para poder vender tu obra dentro de su plataforma, aunque es necesarios señalar que esto NO es un número ISBN y no podrás utilizarlo para comercializarlo en otras plataformas, como Kobo o Smashwords. El número ASIN solo es válido dentro de Amazon pero, ¡hey! ¡Es gratis!

Si quieres publicar tu libro físico mediante Createspace, una compañía ligada a Amazon que permite autopublicar en papel, tampoco necesitas un ISBN. Createspace te proporciona un ISBN para tu libro físico de forma gratuita. Al igual que en el caso de Amazon solo es válido para los libros que se compran a través de Createspace, o sus diversos canales de venta, y no podrás utilizarlo si vas a ir a una imprenta  para pedir 100 o 200 copias (lo cual has decido porque te sale más barato, por ejemplo).

Depósito Legal


El Depósito Legal es un trámite que solo debes llevar a cabo si vas a publicar el libro en formato físico.  Para llevarlo a cabo debes acudir a la oficina correspondiente, que debería ser la misma que la del Registro de la Propiedad Intelectual (ver más abajo). Una vez allí solicita el formulario correspondiente como EDITOR (eres autopublicado, ¿recuerdas?). Una vez completado debes:
  • Entregar una fotocopia del DNI.
  • Recibir una copia del formulario en el que ya figura tu número de Depósito Legal.
  • Incluir ese número en tu libro (normalmente en la página que has reservado para el Copyright).
  • Volver antes de dos meses con cuatro copias físicas del libro, del libro definitivo (maquetado, con su portada, código de barras, etc. Un libro exactamente igual al que vamos a poner a la venta): una copia para la oficina del Depósito, otras dos para la Biblioteca Nacional y una cuarta para la biblioteca de la Comunidad Autónoma.
Este trámite es gratuito, pero el coste de los ejemplares corre de nuestra cuenta.

Ahora las buenas noticias. Según refleja la ley. Los libros que son impresos bajo demanda no necesitan tramitar el Depósito Legal (como puede ser  la plataforma de Createspace); a menos que quieras, eso depende de ti, que tu obra entre en las bases de datos de la Biblioteca Nacional y la biblioteca de tu Comunidad Autónoma. Como ya he dicho, depende ti. Adicionalmente, este trámite ofrece ciertas garantías a la hora de afirmar que la obra es nuestra, aunque para ese paso está el Registro de la Propiedad Intelectual. 

Registro de la Propiedad Intelectual


Este es el único que no es obligatorio en ninguna circunstancia pero, en mi opinión, es el más importante y el que todos los autores deberían tramitar. Solicitar el Registro de la Propiedad Intelectual te protege contra casos en los que alguien haya plagiado tu obra o la haya vendido diciendo que él ha sido el autor. Es bastante improbable que esto suceda si eres un autor desconocido pero como no sabes lo que te depara el futuro recomiendo solicitar este trámite.

Y, ya que estamos, por los escasos 15€ que te va a costar lo recomiendo por encima de SafeCreative. Es mucho mejor de cara a un juicio.

¿Cómo solicitarlo?

Acude a la oficina del Registro de la Propiedad Intelectual de tu ciudad (en Zaragoza está en la Calle Doctor Cerrada, 22) y solicita el formulario correspondiente como AUTOR. Una vez completado te pedirán:
  • Una fotocopia del DNI.
  • Una copia física en DIN A4 encuadernada en cuya primera página aparezca reflejado el título de la obra y el nombre del autor. Nota: el título no es definitivo y puedes cambiarlo más adelante, pero el título del manuscrito y el que has escrito en el formulario deben coincidir.
  • El formulario debidamente firmado, del que te darán una copia que debes guardar.
  • Pagar una tasa (14,45€ en Aragón) en cualquier oficina bancaria. Esto puede hacerse después de todo lo anterior.
Una vez hayas completado los pasos y hayas pagado la tasa ya tienes protegida tu obra. Guarda todos los resguardos donde luego sepas encontrarlos y respira tranquilo.

7 may. 2016

Reseña (XXIV): Perfect State

Todo es mentira, pero prefiero fingir que no

Brandon Sanderson nos trae una pequeña novela, a medio camino entre la fantasía y la ciencia ficción, con el objeto de entretenernos unas pocas horas. Un ser todopoderoso nos relata cómo llegó hasta ese punto y cómo, una vez alcanzada la cumbre, necesitó crearse un némesis para poder sentir que todavía le quedaba algo que hacer. Ganar siempre es aburrido. Dejando su guerra en un segundo plano, el protagonista decide acudir a una cita.

Te dije que mi nuevo robot sería impresionante

Cuando se finge ser un dios


La ignorancia es felicidad, el autoengaño es opio. Desde el primer momento Kairominas de Alornia nos quiere convencer de que es el Dios-Emperador del mundo, pero pronto sabemos que es un engaño: existen otros mundos y él no tiene poder fuera de sus fronteras. Su arrogancia le acompaña allá donde vaya y en esos lugares, encontrará a otros como él, igual de arrogantes.

Solo dos personajes, pero logrados


Con dos le basta al autor para presentar la ambientación de la novela y hacer avanzar la trama, Kai, el Dios-Emperador de un mundo medieval, y Sophie, la mujer que el Wode (una especie de entidad que regula diversos mundos) ha seleccionado para que se aparee (sí, para que tengan un hijo). El primero está obsesionado con las hazañas de su pasado; la segunda es una rebelde que pretende derribar lo que ella misma ha logrado conseguir, dispuesta a luchar contra su destino escrito. A través de sus opuestos puntos de vista, Sanderson deja entrever qué circunstancias han llevado a que estos personajes vivan en estos mundos irreales.

Giros argumentales en poco espacio


La verdad es que no hay tiempo para mucho, pero Sanderson se las arregla para que cada diez páginas haya una pequeña sorpresa para el lector que amenizará la lectura. El final también tiene su propio giro, aunque no es todo lo emotivo que a él le hubiera gustado que fuera.

2 may. 2016

Reseña (XXIII): La voz de las espadas

Un mundo de siniestros individuos

El Círculo del Mundo es una tierra viva y rebosante de habitantes (pese a que muchos tengan por costumbre morir) y Joe Abercrombie ha elegido los más pintorescos de ese lugar y nos los presenta en las páginas de esta novela. Grandes personajes arrastrados por el autor hasta un encuentro que para nada huele a definitivo.

De vez en cuando me gusta hacer correr la sangre

Novela sin fin


Primero, las malas noticias. Esta claro que es la primera parte de una historia. Eso no sería un inconveniente sino fuera porque la novela tiene un pie cojo: está inconclusa. A medida que se avanza en la lectura es fácil apreciar lo bien escrita que está y los intensas que son las escenas que se nos van presentando, pero sigues leyendo, y leyendo, y llega un momento que dices: ¿A dónde lleva esto? A ningún lado; al menos, no en este libro. La voz de las espadas podría considerarse una larga, aunque emocionante, introducción de lo que está por venir. Será necesario continuar la saga, cosa que haré, porque el libro me ha encantado, para saber dónde acabará esto.

Un mundo listo para ser ampliado


Abercrombie nos presenta la ciudad de Adua, capital de la Unión, mientras nos da algunos trazos de cómo es el Norte y el Sur. El resto, lo deja entrever. Gran acierto. Le permite centrarse en una única localización, aunque rebosante de escenarios, a la que poco a poco va atrayendo a los personajes. Una gran ciudad llena de abismos sociales y económicos, impregnada de olores que deja cierta sensación de haber sido inspirada en la Roma republicana.

Los viajes al Norte y al Sur, a través de algunas escenas selectas, sirven para que el lector sepa que desde otras partes del mundo se concibe a Adua como el centro de un poderoso Estado de frágiles cimientos. Todos los caminos llevan a Adua, podría decirse; y desde ahí es de donde parten los personajes, al terminar la primera novela, listos para mostrarnos más lugares en el mundo.

Personajes para temblar


El ser humano es alguien que genera mucho respeto, por la de atrocidades que puede cometer. En esta novela vemos cómo esas acciones son algo natural; ya sea porque hay quienes consideran las muertes que provocan poco menos que simples números o porque a menudo se analiza sobre el mejor método para causar el máximo dolor a alguien. Los personajes de Abercrombie están acostumbrados a vivir en un  mundo violento y no han tenido reparos en adaptarse a ello, absorbiendo por el camino parte de esa violencia como algo innato.

Logen Nuevededos es un guerrero del Norte que pese a todas sus promesas de dejar atrás sus sanguinarias costumbres no cesa de encontrar ocasiones en las que empuñar la espada, o el hacha, el cuchillo, o lo que le pille a mano, y hacer una carnicería en un abrir y cerrar de ojos. Como si le molestara que hayan sido otros los que le hayan arrastrado a esa situación.

El Inquisidor Glotka es un hombre que una vez fue orgulloso y admirado, dos años de torturas en una prisión han hecho de él un tullido desdentado. Ahora ha adoptado las armas que se usaron contra él como propias, y ha descubierto que es muy eficaz descubriendo secretos mediante la tortura. Un individuo que se siente atraído por las conspiraciones, aunque de momento no parece maquinar ninguna propia. Su crueldad es carismática.

Hay otros personajes, claro está, pero estos dos son los que parecen destacar sobre los demás, y no es casualidad.

El combate y la sangre


Son los elementos más logrados de la narrativa del autor. Cualquier lector observará el detallismo y ritmo con el que los combates son relatados, obligándole a incrementar su ritmo de lectura como si él mismo tuviera que evitar uno de esos hachazos. La fantasía oscura es un género en el que Abercrombie parece moverse con soltura y uno puede imaginarse, por cómo se va desarrollando la trama, que ansía llegar a estas escenas de combate. No tardaremos en ver muchas de estas en las próximas entregas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...